Sofía quiere conservar su trabajo como mucama en la mansión

161
Share
Copy the link

Sofía quiere conservar su trabajo como mucama en la mansión, por lo que tendrá que hacer todo para complacer a su patrón, para que convenza a su mujer de no correrla. Usando lencería sexy y los atributos que Dios le ha dado conservará su empleo a cualquier costo. Espera a su patrón en el cuarto, haciendo un baile sexy digno de una prostituta de cabaret, dejando sin palabras al hombre fornido quien ha cerrado la puerta del cuarto para que su esposa no entre.

 

Su polla se levanta como un mástil mientras babea viendo a su empleada como menea la cola. La mucama ha logrado captar la atención del dueño así que no hay vuelta atrás, se inclina en el sofá para dejar ver toda su concha. Su jefe no tiene mucho tiempo así que aprovechará cada minuto con esta hermosa mujer, así que se dirige a chupar la conchita de su mucama, saboreando el aroma de mujer, para luego penetrarla, no hay tiempo para besos, ya que su esposa está cerca. Con su enorme polla se abre paso en esa vagina diminuta sedienta de placer, tomándola por la fuerza ordenándole que adopte la posición que a él le plaza hasta que le saque toda la leche acumulada corriéndose en su boca.