Se come la concha de una rubia candente hasta cansarse

107
Share
Copy the link

Una rubia candente con caderas hermosas comienza a desvestirse en frente de ti mostrando sus pechos. Se menea en el suelo gateando y moviendo la cadera sensualmente. Al desvestirse muestra su sexi trasero, lo mueve de un lado al otro solo para excitarse, voltea y comienza a tocarse, se masturba y se da placer suavemente con sus dedos. Después de satisfacerse por un rato se da cuenta que desea algo que la haga sentir aún mucho más placer y busca un miembro erecto para complacerlo. Sin dudarlo lo introduce en su boca y lo succiona, dándole placer y poniéndolo cada vez más duro.

 

Al ver la excitación en su rostro esta rubia se pone aún más caliente y lo succiona con fuerza. Se lo introduce cada vez más dentro de su garganta solo para darle placer. Mientras más a dentro de su boca más mojada esta ella y decide que es momento de introducirlo en su flor. Rápidamente se voltea mostrando su enorme trasero dispuesta a ser penetrada, al ver tanta disposición en ella, su pareja la penetra con fuerza. Esto solo le da más placer a la rubia candente la cual gime y disfruta mientras es penetrada consecutivamente para llegar al orgasmo.