Entro al cuarto de mi hermanastro y me lo follo con mi culon

130
Share
Copy the link

Odio que mi padre se haya vuelto a casar con una pringada, me quejaría más menudo si no fuera por su hijo, es todo un imbécil pero tiene un enorme pollon, me vuelve loca cada vez que me folla con todas sus fuerzas como a una ramera. Cuando nuestros padres e encuentran trabajando, aprovecho y entro en el cuarto de mi hermanastro, es un amante a los video juegos, así que sale poco de casa, teniéndolo a mi voluntad cada vez que quiera.

 

Entro a su habitación y me desnudo, no hace falta decir palabra alguna, sabe lo que tiene que hacer, tan solo se sienta y espera a que haga todo el trabajo, me gusta sentarme en su polla y cabalgarlo como la puta que soy. Me nalguea fuertemente y aprieta mis tetas, eso de verdad me calienta. Cada vez que aumenta la intensidad de sus embestidas siento que me partirá en dos, pero confieso que eso me gusta, nunca había probado una polla tan grande y dura. Me gusta untarme lubricante en mi vagina para que pueda entrar fácilmente, en ocasiones solo me escupe dejando que entre de manera natural pero suele dolerme más, pero me aguanto como la puta profesional que soy.